sábado, 8 de mayo de 2010

Cuarto blanco

Entre sombras camino en un cuarto blanco cuya profundidad es invisible ¿Te has preguntado si el único camino que se presenta es el adecuado o debes esperar a que de la nada surja otro o intentar inventar uno tu mismo? ¿Te has preguntado si todo esto vale la pena?, ¿Te has preguntado si el peso de la música será suficiente ahora que parece ser lo único?, ¿Te has preguntado qué es lo que realmente quieres?, ¿Te has preguntado si esto que sientes no es tu propio engaño?

Las nubes se mezclan entre los colores del caminar del sol, la luz no es luz, también es producida por tu interior, y sin embargo ilumina todo.
No quiero que nada de esto que guardo en una de mis puertas interiores desaparezca; sólo de pensarlo las demás se cierran; pero es que hay tantas puertas alternativas que los miedos salen cuando menos quiero aunque los espero; ya no hay control sobre ellos, porque la realidad se presenta; no la puedo seguir ocultando aunque lo deseo tanto, podría seguir caminando por el camino invisible, cansar mis articulaciones deseosas de encontrar ese algo que parece que tengo pero no tengo o tengo a medias. Pero ya habrá de surgir la línea que me detendrá y habrá que decidir si seguir arrastrándose conforme se cierra el espacio o buscar otro hoyo.
Imagen: Relatividad de M.C.Escher

No hay comentarios: