lunes, 4 de mayo de 2009

De títeres y aburrimiento

"El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento". Erasmo

¿Qué tan difícil puede ser permanecer en tu casa con la única consigna de hacer lo que quieras con excepción de salir?, ¿qué se hace?, se prende la TV, o se pasan horas en internet, cuando deja de ser atractivo, se toma un libro, se habla a un amigo, se hace el aseo de lo aseado ¿y luego qué? ¿Acaso se ha perdido la habilidad para estar con uno mismos? Qué mejor ayuda que el silencio para pensar qué va bien, qué no que me gusta, qué quiero cambiar y como lo voy hacer, naturalmente el silencio implica hacer oír tu voz, pero ¿cómo hacerla oír si no la has escuchado? Últimamente escucho muchas quejas porque se hartan de tanto tiempo para hacer lo que les plazca, ¡qué incongruencias! Apenas se rompe la rutina y ya no se sabe qué hacer, parecemos títeres todo el tiempo y cuando por alguna razón se rompen los hilos no sabemos cómo movernos, porque hemos pasado demasiado tiempo atados que olvidamos qué es la libertad. Deberíamos reinventarnos cada día y no dejarnos llevar solo por lo que tiene que pasar, así llegaremos al vacío existencial y terminaremos nuestra vida recordando que hicimos siempre lo que debíamos hacer y no lo que queríamos hacer ¿Acaso ya ni siquiera podemos pensar en que es lo que realmente queremos? y una vez que descubrimos esto el segunda paso es hacerlo. Ja! Qué cosas tal vez esto reafirme mi permanente estado de locura pero no me importa!!!

No hay comentarios: